viernes, 7 de febrero de 2014

Derechos de los pacientes en la Unión Europea y mejora de la calidad.



El pasado 25 de octubre de 2013 entró en vigor la Directiva 2011/24/EU sobre derechos de los pacientes en la atención sanitaria transfronteriza. http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2011:088:0045:0065:EN:PDF

Hoy el Consejo de Ministros aprobaba el Decreto de trasposición de la norma para su aplicación en España. Es una decisión importante. La  Directiva refuerza la cooperación entre los sistemas sanitarios de los países, y eso beneficiará a todos los ciudadanos. La Directiva promueve:

            -Red de agencias de evaluación de tecnologías sanitarias
            -Herramientas de cooperación (interoperabilidad) en e-health
            -Atención a personas con enfermedades raras
-Red de centros de referencia
-Punto Nacional de Contacto: que debe informar sobre los estándares de calidad y los sistemas de control de esos estándares en cada país.

Todos estos instrumentos pueden ser palancas para mejorar la calidad de los servicios sanitarios de los países de la Unión.

Por otra parte, esta norma permitirá a personas residentes en un país de la UE recibir atención sanitaria en otro país de la UE, teniendo derecho a que se le reembolsen los gastos por el sistema sanitario de su país de residencia. Esta fórmula favorece, en principo, a los que tengan capacidad de anticipar el dinero. Será deseable buscar una manera más justa para garantizar el acceso de todos cuando precisen un servicio sanitario.

El efecto que puede tener esta “movilidad” de los pacientes puede ser beneficioso o perjudicial, según se desarrolle su aplicación en un futuro. Convendrá evaluar los resultados anualmente. Si cada vez se defiende más la importancia de la atención primaria y la continuidad asistencial, parece razonable que la atención sanitaria se lleve a cabo cerca del lugar de residencia o trabajo, a través de los servicios sanitarios nacionales o regionales. La posibilidad de recibir atención médica en caso de viaje, trabajo o vaciones en otro país europeo ya estaba regulada. Ahora se da un paso más: poder acudir a solicitar asistencia sanitaria directamente (buscando una mayor calidad, o por una lista de espera que supere los tiempos "médicamente justificables"). Si esta opción se diera de manera generalizada, en un sentido o en otro, podría dar problemas: infrautilización de medios financiados por el propio país, o bien saturación y listas de espera en otro país.

La directiva ha procurado preverir una mala utilzación de la norma reconociendo la capacidad de los países de requerir autorización previa por criterios de interés general (para lo que deberán exponer los criterios de planificación que permitan ofrecer una atención sanitaria completa y equilibrada).

En todo caso, esta norma bien utilizada puede ser un estímulo para la mejora de la calidad. Y, en el caso de España, puede ser una línea de trabajo futura para nuestra sanidad, que ofrece unos buenos servicios, comparativamente más eficientes que otros países.



lunes, 23 de diciembre de 2013

Y LLEGARON LOS TIEMPOS OSCUROS



“…y llegaron los tiempos oscuros
en que todas nuestras conquistas fueron destruidas
por las hordas de ciegos mercenarios
al servicio del poder del dinero/

una vez más la esperanza
tuvo que buscar refugio en la cueva más honda
para evitar que la codicia la arrasara
borrando su memoria/

y hubo que guardar silencio,
lejos de las cosas,
de manera que el silencio nos devolviera
la conciencia sencilla del amor
y el sentido cabal de la palabra/

parecía ya todo perdido/
pero la vida es más fuerte que la muerte,
si le damos aliento/

la vida renace en medio de la roca más dura
con hojitas de hierba
besadas por gotas de rocío
antes de que salga el sol
tras las montañas/

y con ese hilo de vida
se empieza a tejer
la trama de un futuro
más allá de este tiempo mezquino
que desgrana los días fríos del invierno
mientras los especuladores se reparten
la comida de los niños hambrientos/

porque la vida necesita ser
y se abre paso/

y ¿qué si no
es esa sonrisa que se abre en tu boca
e ilumina de golpe a todas las estrellas?/

por eso desde mi viejo corazón te digo
que no es invencible la codicia,
que el amor es más fuerte
si le dejas/

y que así como entonces fue posible
también hoy
mujeres y hombres unidos como hermanos
levantarán todos juntos, codo a codo,
la bandera inmortal
de la Justicia”.*

*Fragmentos de poema encontrados en las ruinas de Babilonia, junto a la Puerta de Ishtar

¡FELIZ NAVIDAD Y ÁNIMO PARA ESTE 2014 QUE YA COMIENZA!

lunes, 9 de diciembre de 2013

Europa se refuerza frente a las crisis sanitarias transfronterizas



El pasado mes de noviembre entró en vigor la Decisión de la Unión Europea sobre amenazas transfronterizas contra la salud

Esta norma está dirigida a mejorar la protección de los ciudadanos europeos frente a riesgos para la salud por enfermedades transmisibles, así como por agentes químicos, biológicos o catástrofes ambientales.

Se crea un Comité de Seguridad Sanitaria europeo, para reforzar la capacidad de evaluación de riesgos, planificación y coordinación de respuestas.

Se posibilita un procedimiento para la compra conjunta de medicamentos y otros medios necesarios para prevenir situaciones de riesgo para la salud y luchar contra ellas.

En un mundo cada vez más globalizado e interconectado, donde la garantía de los derechos depende de la capacidad y la fuerza de los gobiernos para hacerlos cumplir, es importante que se refuerce la capacidad de la Unión Europea en la defensa de una atención sanitaria pública adecuada.

Los países de la Unión aprobamos en 2006 unos Valores Comunes para nuestros sistemas de salud: la universalidad, la solidaridad, la equidad, y el acceso a unos servicios sanitarios seguros y de calidad

Merece la pena defender estos valores y, en este sentido, la Directiva aprobada puede ser un paso adelante. 







domingo, 8 de diciembre de 2013

Mandela, defensor de la dignidad de todos los seres humanos

¿Cómo no enviar un abrazo desde aquí a Mandela, y a todo el pueblo de Sudáfrica?

¿Cómo no recordar también, modestamente, desde aquí a ese gran hombre y mostrarle respeto?

Yo me he preguntado en estos días de su despedida,

¿Cómo pudo salir de prisión, después de más de 27 años encerrado,  sin guardar rencor, sin mostrar odio y deseo de venganza?

¿Cómo siguió desplegando su imbatible sonrisa, cautivando corazones y convenciendo a todos de que era posible la concordia y reconciliación?

¿Cómo al ser liberado, cuando podía jubilarse con más de 70 años cumplidos, pudo y quiso empuñar el timón de su país para conducirlo por la senda de la paz, combatiendo el racismo?

¿Cómo, a lo largo de los años más duros, conservó siempre la esperanza y defendió la justicia para todos?

Su cuerpo se ha quedado quieto y mudo, pero su memoria y su aliento perdurarán vivas y fuertes mientras haya mujeres y hombres que no puedan vivir con dignidad.

Mandela es un grito de libertad y de alegría que se ha transformado ya en leyenda.

Descanse en paz.

sábado, 30 de noviembre de 2013

¿Es inevitable que las personas con trastorno mental se mueran antes?



Ayer, 29 de noviembre, participé en un homenaje a la Presidenta de Honor de la Asociación Talaverana de Amigos, Familiares y Personas con enfermedad mental.

Argimira González Cañizares, una gran mujer, luchadora, simpática, inteligente y generosa, recibió el cariño de sus paisanos y de todas las personas que trabajan en Salud Mental, por su dedicación a esta tarea durante más de 20 años.

En esos años se han logrado importantes avances. En Talavera se cuenta con servicios sanitarios y sociales bien desarrollados, al mismo nivel que en otras regiones de España o de Europa. Sin embargo, queda mucho por hacer. La misma Argimira, en sus palabras de agradecimiento, recordó que los servicios de Salud Mental “han sido siempre la Cenicienta de la sanidad”. Y es bien cierto, como lo muestra la enorme diferencia de Esperanza de Vida en las personas que padecen trastorno mental severo en comparación con la población general: diez años menos. Una brecha inaceptable.

La reciente publicación de la OECD, “Health at a Glance 2013: OECD indicators”, dedica un apartado a estudiar el exceso de mortalidad en las personas que padecen un trastorno mental y confirma esta diferencia. La “mortalidad excesiva” en personas que padecen trastornos mentales es entre 2,1 y 8,8 veces mayor que la de la población general, según los países.

Las razones de esta desigualdad son varias. Entre otras, un menor acceso a los servicios de salud, por dificultad de percibir su problema de salud, o dificultad de expresar la demanda, o de ser atendido. También existe un mayor riesgo de muerte por suicidio y la mayor presencia de factores de riesgo como el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias, o el sedentarismo. Otro factor a controlar son los efectos secundarios de la medicación. Y, sin duda, el estigma y la exclusion social disminuyen los apoyos y la accesibilidad a los servicios. Sobre todas estas causas se puede actuar para evitar ese riesgo mayor de mortalidad.

Si los sistemas sanitarios tienen como uno de sus principios la Equidad, es decir, tratar a las personas en función de la necesidad, parece evidente que las personas que padecen un trastorno mental deberían contar con más apoyo, con más recursos en proporción a su mayor necesidad, con programas orienados a prevenir los riesgos excesivos para la salud. Esta brecha en mayor mortalidad es inaceptable. Por eso son inaceptables los recortes de recursos sociales y sanitarios en la atención a personas que padecen un trastorno mental que se están aplicando en España y en otros países de Europa. Precisamente en tiempo de crisis pueden aumentar los problemas mentales. Y precisamente en este tiempo es más importante reforzar los programas de salud mental, los centros de rehabilitación, los programas de integración socio laboral, la atención psicológica, el apoyo a las familias y los programas de prevención y promoción de la salud mental. Por eso es inaceptable la disminución del tiempo de atención personal y el aumento de las listas de espera. Como es inaceptable el proyecto de reforma del Código Penal que vuelve a introducir el concepto de Peligrosidad en relación con las personas que sufren trastorno mental.

En los últimos 25 años, en España y en Europa se había avanzado mucho en Salud Mental. Pero la vida es avance y retroceso, y por eso se necesitan muchas Argimiras para seguir defendiendo permanentemente los derechos de todas las personas y la equidad en la atención sanitaria. Todos tenemos derecho a las mismas oportunidades de vivir. No es inevitable que las personas con trastorno mental vivan peor y deban morir antes.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Suficiencia y Eficiencia en la sanidad pública



La sanidad pública de cualquier país necesita suficiencia y necesita eficiencia.
Necesita, por una parte, que la sociedad asigne los recursos suficientes para poder ofrecer unos servicios de buena calidad, accesibles a toda la población. Y, por otra parte, necesita que cada euro destinado a sanidad sea utilizado de la mejor manera para obtener los mejores resultados en salud.

En cuanto a la Suficiencia.

¿Cuánto es suficiente? Depende de la capacidad económica de las personas y de la sociedad. En la sanidad privada cada persona se gastará lo que pueda, según su disponibilidad, y lo que quiera, según sus necesidades y prioridades. Es su decisión personal. El que no tenga dinero no podrá pagar ninguna atención, aunque la necesite.

En la sanidad pública la sociedad asignará unos recursos en función de la capacidad económica del país y, dentro de esas posibilidades, decidirá, a través de los Parlamentos y los Gobiernos, cuánto destina a sanidad para prestar atención a quien la necesite.

A finales de 2013 el gasto sanitario público en España habrá caído más de un 10% en los últimos cuatro años, reduciéndose hasta suponer un 6% del PIB. Parte de esta disminución ha sido a costa de disminuir los costes: disminución de precios en contratos, prescripción de principios activos al coste menos caro, reducción salarial. Otra parte de esta disminución ha sido a costa de disminución de actividad: menos plantilla, menor disponibilidad de recursos, derivación de parte del pago de medicamentos a los pacientes, reducción de cobertura, ocasionando en algunos casos pérdida de atención, aumento de listas de espera, desmotivación y pérdida de calidad. Algunos de estos efectos son claramente negativos.

De cara a los próximos años ¿cuánto sería razonable destinar a sanidad pública según el nivel de renta en España? Podemos tomar algunas referencias de países desarrollados. Por ejemplo, en EEUU se destina un 8,3% de su PIB a sanidad pública (más un 9,4% a sanidad privada). En la UE de los 15, se destina un 7,5% del PIB a sanidad pública.

Si acordáramos que un objetivo razonable es un 7,5% del PIB, ¿podemos pagarlo? La respuesta es que sí, si pagan todos los que deben. El problema de la insuficiencia de financiación está en el “boquete fiscal” español. La diferencia de Ingresos Públicos entre la media de ingresos en la UE (46% del PIB) y España (37% del PIB) es de 9 puntos porcentuales del PIB, equivalentes a 90.000 millones de euros. Es precisa una acción rotunda del Gobierno para equiparar la capacidad de nuestro sistema fiscal a Europa y, para ello, debe obligar a pagar sus impuestos a quienes no están pagando, singularmente las grandes fortunas, y deben pagar los más ricos en la misma proporción que las personas con rentas medias y bajas. Es urgente una reforma fiscal y una decidida lucha contra el fraude y la evasión.

Al mismo tiempo sería necesario cambiar el Acuerdo de Financiación Autonómica. Las CCAA reciben del Estado los recursos para costear los servicios transferidos. Estos recursos han disminuido un 15%. En este sentido sería conveniente que la financiación sanitaria tuviera carácter finalista, de tal manera que las CCAA recibieran el gasto/cápita (ajustado por edades) correspondiente a su población.

En cuanto a la Eficiencia.

Sea cual sea el presupuesto asignado a la sanidad es indispensable que trabajemos permanentemente para mejorar la eficiencia. Siempre hay margen, en cualquier organización, para mejorar el uso de los recursos. Para evitar hacer lo que no hay que hacer y para hacer todo lo que sea seguro y eficaz, al coste más económico.

Según el reciente informe de la OCDE Health at a Glance 2013, España, junto con Japón e Italia, era uno de los países que obtenía  más ganancia en salud en relación con su renta, o en relación con su gasto sanitario (3 años de Esperanza de Vida al Nacer más; mientras que EEUU mostraba 5 años de EVN menos en relación con su gasto sanitario per cápita). Pero, sin duda, había y hay muchas oportunidades de mejora.

Señalaré 8 ámbitos para posibles cambios y mejoras en la eficiencia del SNS, en los que podría haber elementos de acuerdo entre pacientes, profesionales, industria sanitaria y administraciones.

  1. Invertir más en promoción de la salud y prevención de la enfermedad, e incorporar la evaluación del impacto en salud de todas las políticas públicas; desarrollo de la Ley General de Salud Pública.
  2. Apoyar al paciente/ciudadano como gestor de su enfermedad o proceso crónico, potenciando las escuelas de salud y la utilización responsable de servicios.
  3. Reforzar la autonomía de gestión de los profesionales, dando participación en la evaluación de (nuevas) tecnologías sanitarias y en la formación y control para el uso eficiente de los recursos (indicaciones, variabilidad de la práctica médica, seguridad del paciente, etc.).
  4. Coordinar/Integrar los servicios sanitarios y sociales para posibilitar la continuidad de cuidados y la gestión por procesos de atención.
  5. Impulsar la utilización de TICs, desarrollando la telemedicina, y aprovechando las potencialidades de las bases de datos clínicas (atención al  paciente, gestión y evaluación, investigación).
  6. Compartir estrategias y buscar sinergias con las industrias sanitarias para mantener y mejorar tecnologías de diagnóstico y tratamiento con costes ajustados. Potenciar la investigación y la generación de patentes.
  7. Fortalecer las políticas de salud en la Unión Europea, destacando entre otras, las siguientes: el avance en la lucha contra las desigualdades en salud y en atención sanitaria; la garantía de cobertura universal, financiación solidaria, y alta calidad de servicios accesibles a toda la población; la mejora de la coordinación en salud pública y frente a emergencias; el refuerzo de la red de agencias de evaluación de tecnologías sanitarias y de la red de Centros de Referencia; el impulso a la investigación para mejorar la eficiencia de los sistemas de salud.
  8. Desarrollar el Gobierno del Sistema, reforzando la capacidad de acuerdo y decisión ejecutiva del Consejo Interterritorial del SNS, el sistema de información, la evaluación de los centros y servicios, y la transparencia en la rendición de cuentas.

Creo que es posible avanzar en estas líneas con el impulso de los diferentes protagonistas del sistema sanitario, mediante acuerdos y proyectos concretos,  en los ámbitos autonómico, nacional y europeo. De esta forma la sanidad seguirá contribuyendo al mantenimiento, la recuperación y la mejora de la salud, así como al desarrollo económico, la creación de empleo, la cohesión de la sociedad y el progreso del país. La sanidad para todos es una buena inversión.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Numerosas deficiencias en la "externalización" sanitaria


El pasado 30 de septiembre la Comisión Nacional de la Competencia hizo público un Informe en el que analiza los procesos de licitación para la provisión privada de la sanidad pública en España.



El Informe estudia los procesos de “externalización” desde el punto de vista de los procedimientos de contratación, mostrando numerosas deficiencias en los mismos.

            -Se constata una participación reducida de empresas. En la amplia mayoría de procedimientos para la “construcción y gestión integral” o “gestión sanitaria” se presentó un único candidato (en 15 de 19 concursos). Esto pudo deberse a que el plazo de presentación de documentos es escaso y algunos requisitos exigidos pueden limitar la competencia a uno o dos concursantes.

            -La duración de los contratos, muy variable entre CCAA, podría ser excesiva. Las formas de regulación de las prórrogas no parecen idóneas.

            -No se especifican sistemas de control de calidad suficientes que permitan obtener información adecuada y un buen seguimiento de los resultados. No se especifican mecanismos de transparencia suficientes.

            -Los mecanismos de fijación y revisión de precios deben justificarse de forma adecuada.

            -La facturación inter-centros, en un modelo de pago per cápita resulta esencial, por lo que los sistemas de tarifación, derivación, información y control son claves.

            -Debe llevarse a cabo una adecuada ponderación de los criterios de adjudicación, consiguiendo un equilibrio entre las variables de precio y calidad del servicio.

El Informe de la CNC muestra numerosas deficiencias en los procedimientos de licitación de un modelo de provisión privada de la sanidad pública que se suponía dirigido a lograr la competencia entre empresas y conseguir mejores resultados económicos para los contribuyentes pero que, al aplicarlo, muestra una falta notable de competencia y una peligrosa carencia de sistemas de control y de transparencia adecuados, con el riesgo de pérdida de calidad y eficiencia consiguientes.